A la cabeza de la mesa se sienta la gente (serie Necesidades Humanas)

La obra es una vídeo instalación que muestra ‘la puerta’ y ‘la mesa del comedor’ de una casa imaginaria.

La puerta se resuelve con una proyección de vídeo. A través de la puerta vemos niños que caminan de la mano de sus madres, personas mayores y ciclistas que se alternan con carros tirados por caballos y autobuses de turismo. Todos van pasando. Algunas personas miran al interior y nadie puede atravesar el umbral de la “puerta”.

La lujosa mesa servida con delicados manjares y los vinos más finos se mantiene fuera del alcance de la mano de las personas que pasan a través de la puerta. Esta ofrece de beber y comer a un selecto grupo de invitados. Para el resto del tiempo la mesa se deja justo como haya quedado. La fina mesa se mantendrá inalcanzable para las anónimas personas del vídeo, así como para el público que pase luego a ver la obra.